Dos Patas para Un Pato

Bienvenidos

Somos 3 patos, mejor dicho dos patas y un pato, unidos por Internet y el amor al Arte y se nos ha ocurrido crear este blog para que cada uno escriba sobre lo que le apetezca. A ver qué sale!!!!

Pinceladas Mágicas: TAMARA DE LEMPICKA ( 1898 - 1980 )


A cualquiera que tenga opción, le recomiendo ver la obra de Tamara de Lempicka, yo he visto el año pasado una exposición suya en la Casa de las Artes de Vigo (perteneciente a la Fundación Caixa Galicia), puedo asegurar que fué una exposición única , digna de ver y de admirar.

Tamara de Lempicka


Nació en Gorska, en Varsovia, 1898, cuando Polonia formaba parte aún del Imperio Ruso.Venida al mundo en una familia adinerada que pasaba temporadas en San Petersburgo y en Montecarlo, acostumbrada a viajar, a hablar diversas lenguas y por supuesto a divertirse. Su madre adoraba las noches blancas de San Petersburgo porque los bailes duraban más tiempo.

Conoció a Tadeusz Lempicki, un abogado de éxito, joven, rico y guapo, uno de los caballeros más de moda en San Petersburgo, se casó con él en Petrogrado, en 1916 y pasó a ser Tamara de Lempicka (feminizando el apellido del marido, como se hacía en Rusia).

Le duró poco la buena vida, porque en 1917 estalla la Revolución Rusa y Europa estaba en la Primera Guerra Mundial, Tadeusz es detenido y Tamara tiene que huir a Finlandia, aunque no sin antes conseguir los favores de un comisario político que pone en libertad a su marido.

En 1918 abandonan Finlandia por París, y hasta 1923 transcurren los peores y más pobres años de su vida, nació su hija Kizette, a la que pintó en magníficos retratos, en ese agobio extremo, y con problemas matrimoniales surgidos de ese filo de miseria, su hermana Adrianne, que está terminando aquitetura, le da la solución: estudiar bellas artes, Tamara no lo duda un momento y se lanza al proyecto con resolución y entusiasmo.

Era el París de Braque, de Derain, de Picasso, de Gris, de Matisse y de Marie Laurencin, y el París que inaugura el Art Déco, una forma refinada, geométrica y figurativa que ha asimilado rasgos del cubismo y del expresionismo. En 1924 Tamara de Lempicka se convierte en una de las grandes pintoras Déco, se mueve entre marqueses, duques y ricos magnates, vuelve a ganar dinero fácilmente (y se lo gasta) mientras comienza a exponer y a vender sin cambiar su estilo de vida, aunque sí sus amantes.



La tunique rose





Tuvo una etapa de esplendor que va desde 1925 hasta 1935, luego su arte entra claramente en decadencia, pronto la Segunda Guerra Mundial la llevará de nuevo al exilio, esta vez en Estados Unidos donde será una diva mundana. Pasará a ser la sofisticada y atrevida baronesa Kuffner, por su segundo marido, mayor que ella. Tamara no dejó de pintar pero sus cuadros parecen más ingenuos y menos formados, pasó fugazmente por el abstracto en los cincuenta, y volvió en los sesenta a un estilo figurativo más impresionista.




Théléphone II



El barón Kuffner murió en 1962, y la baronesa, siempre rara y atrevida se gastó un dineral en dar tres veces la vuelta al mundo, vendiendo su magnífica casa de California.

La artista no protagonizó muchas exposiciones, será Alain Blondel quien en 1972 redescubrirá su obra, organizando una retrospectiva ( Tamara de Lempicka, de 1925 a 1935 ) en su Galerie du Luxembourg , con gran éxito de prensa y de público.





Retrato de la duquesa de la Salle



Sus últimos años los pasó en el cálido clima de Cuernavaca, cerca de la gran Ciudad de México, sin dejar de ser un personaje excéntrico y de fuerte personalidad.

En la primavera de 1980, las cenizas de Tamara de Lempicka fueron arrojadas desde un avión sobre el mítico volcán Popocatépetl, siguiendo la voluntad de la mundana pintora, que había muerto poco antes al filo de los 82 años.



Portrait de Madame M.

8 chapoteos en el agua:

Karmen dijo...

Sabeis??.. yo fui, y de casualidad, a esa misma exposición en VIGO acerca de la obra de Tamara de Lempicka y me quedé fascinadaaaaaaaa...¡me encantó!.. si tenéis oportunidad de ver algo de ella algún dia, no os lo perdáis...lo que más me llamó la atención de sus cuadros, aparte del tamaño de algunos, fue que no se notaban las pinceladas!..Impresionante. (Para lo poco que yo entiendo de esto, claro! )

Besos Pa-tosssssssss :-) y buen findeeee...

Javier dijo...

Karmen, y ¿cómo es que no nos vimos allí?, jajaja, entonces reconocerás los cuadros que puse en el reportaje, estaban todos en esa exposición, y sí que son impresionantes. Decir también que los cuadros estaban en la primera planta,y en la planta baja había una exposición (muy buena también) de fotografías de Tamara de Lempicka, así como algún vestido suyo.
Biquiños.

Ada dijo...

Qué vida tan interesante la de Tamara!! Además acabo de descubrir que nació el mismo año que uno de mis abuelos.

Sus cuadros siempre me han fascinado porque el art Decó y el Modernismo me apasionan.

Si tengo ocasión de ver su obra, os aseguro que no dejaré pasar esa oportunidad.

Patico... has tardado pero nos has ofrecido un pato-reportaje genial. En vez de a la naranja te nos vamos a comer a besos.

Muack

Tania dijo...

muy bueno el reportaje lou!!!
has tardado en escribir, pero ha merecido la pena!! me quedo con las ganas de ver estas obras en directo.... qui�n sabe! igual alg�n d�a!!

mil besiiicos

ε�з ...

Karmen dijo...

Jajaja..Louuu ... mmmmm... va a ser que ¿no fuimos el mismo día?..o que ¿sí fuimos el mismo día pero no nos conociamos?? lo pensaré y te digo algo....jajaja

Por cierto, Adelis, una curiosidad acerca de la fecha de nacimiento de Tamara. Contaron en la expo (no sé si Javier lo recuerda) que ni siquiera se sabe con seguridad dónde nació ni en que año, porque la artista era especialmente "mentirosilla" en facetas personales..

Bicos Pa-tosssss

Fernando dijo...

tiene fuerza de verdad esta mujer
En la red se la vio mucho en una epoca.
Precioso reportaje¡¡
Buena tarde a tod@s

Tfajardo dijo...

TAMARA: la verdad me parese que a pesar de sus desbalios fue un agran pintora

Ada dijo...

Tfajardo, tienes razón.. es una gran pintora y con mucha personalidad. De hecho, sus pinturas no tienen parecido con nada anterior, tienen su propio sello.
Bienvenido al estanque.