Dos Patas para Un Pato

Bienvenidos

Somos 3 patos, mejor dicho dos patas y un pato, unidos por Internet y el amor al Arte y se nos ha ocurrido crear este blog para que cada uno escriba sobre lo que le apetezca. A ver qué sale!!!!

Más que mil palabras... εïз


Me llegó esta fotografía el otro día por email...
me dejó sin palabras.

Una ola de 32 metros de altura, en la Isla de Sumatra. Seguramente la persona que hizo la fotografía dejó de existir ...la cámara con la tarjeta fue encontrada un mes y medio después del Tsumani que arrasó la isla...




esto te hace pensar muchas cosas, verdad?? ante la naturaleza, somos muy poquita cosa...


besiiicos

εïз

5 chapoteos en el agua:

Ada dijo...

Y lo dices tú!!! jajaja Pues anda que yo!!!! jajaja

Ahora en serio, muy chula la foto e impresionante la historia.

Muack

Fernando dijo...

La mar........
Buena tarde a tod@s

Beth dijo...

Parece humo en vez de agua ¿verdad?

Yo he soñado muchas veces que estoy en la playa y vienen olas gigantes y no puedo correr, aysssss ¡qué desesperación más grande!

Margarita dijo...

Hola:
A veces la naturaleza nos pone en el camino imagenes sorpredente, sin embargo les aseguro que las personas que les llego todo esa agua seguramente no cuentan con vida o por el contrario las que si estan en este mundo no miran con los ojos tan maravilados como nosotros. En este momento Chile no lo esta pasando bien y especificamente la Isla de Chiloe, en el pueblo de Chaitén, hace un par de dias el volcán chaitén voto de sus entrañas una gran ola ola de cenizas que cubre totalmente al pueblo, casi parece pueblo fantasma y los habitantes han tenido que dejar todo, tierra, siembras, animales, todo lo que han construido durante toda sus vidas. Las imagenes que se muestran a través de los ditintos medios son tan impactantes como la foto que aqui se muestra..........la madre naturaleza en ocasiones puede ser tan, pero tan generosa y a veces tan despiadada con las vidas humanas, sin embargo y a pesar de todo ESTO ES VIDA!!!.

Margarita La Hermosa.

FJ.MJ dijo...

Impactante, sin palabras.