Dos Patas para Un Pato

Bienvenidos

Somos 3 patos, mejor dicho dos patas y un pato, unidos por Internet y el amor al Arte y se nos ha ocurrido crear este blog para que cada uno escriba sobre lo que le apetezca. A ver qué sale!!!!

UNA VISIÓN DIFERENTE: LEWIS CARROLL...εïз



Lewis Carroll es el seudónimo por el que es conocido en la historia de la literatura Charles Lutwidge Dodgson.

En 1856, Dodgson descubrió una nueva forma de arte, la fotografía, primero por influencia de su tío Skeffington Lutwidge, y más tarde de su amigo de Oxford Reginald Southey y del pionero del arte fotográfico Oscar Gustav Rejlander.

Dodgson alcanzó pronto la excelencia en este arte, que convirtió en expresión de su personal filosofía interior: la creencia en la divinidad de lo que él llamaba belleza, que para él significaba un estado de perfección moral, estética o física. A través de la fotografía, Carroll trató de combinar los ideales de libertad y belleza con la inocencia edénica, donde el cuerpo humano y el contacto humano podían ser disfrutados sin sentimiento de culpa. En su mediana edad, esta visión se transformó en la persecución de la belleza como un estado de gracia, un medio para recuperar la inocencia perdida. Esto, junto con su pasión por el teatro, que le acompañó durante toda su vida, habría de traerle problemas con la moral victoriana, e incluso con los principios anglicanos de su propia familia. Como anota su principal biógrafo, Morton Cohen: "Rechazó rotundamente el principio calvinista del pecado original y lo sustituyó por la noción de divinidad innata".

Cuidaba muchisimo sus fotografías, y tenían un cierto aire melancólico. Fotografiaba casi siempre niñas disfrazadas, que tiene algo que ver con una costumbre británica en la que los niños se disfrazaban para hacer pequeñas obras teatrales, donde él también participaba. La niña que más le sirvió de modelo fue Alice Liddell ("Xie"), fue su musa. Hija del deán de la catedral de Winchester y alumna de él, a la que fotografió unas cincuenta veces desde que tenía 4 años hasta que cumplió 16. Esta fue la niña que lo inspiró para "Alicia en el país de las maravillas".

Carroll es uno de los fotógrafos más reconocidos, pero tras él hay una leyenda negra. Se creía que había abusos sexuales a la pequeña Alice. En 1880 intentó fotografiarla en traje de baño, pero no se le permitió. Se supone que Dodgson destruyó o devolvió las fotografías de desnudos a las familias de las niñas que fotografiaba. Se creía que se habían perdido, pero se han encontrado seis desnudos, de los cuales cuatro han sido publicados y dos se conocen apenas. Las fotografías y esbozos de desnudos que Dodgson realizaba alentaron la suposición de que tenía tendencias pedófilas.

Su obra fue reconocida póstumamente, junto a la de Julia Margaret Cameron, gracias a su reivindicación por parte de los fotógrafos del pictorialismo, así como al apoyo del Círculo de Bloomsbury, en el que se hallaba Virginia Woolf. En la actualidad, es considerado uno de los fotógrafos victorianos más importantes, y, con seguridad, el más influyente en la fotografía artística contemporánea.

'Alícia a través del espejo' (Lewis Carroll 1832-1898)







Algunas curiosidades:

Marilyn Manson se basó en la vida de Lewis Carroll, autor de “Alicia en el país de las maravillas“, para su primera película cómo director, que se titula "Phantasmagoria" El cantante escribió un guión para cuatro cortos bajo el título “Phantasmagoria: the visions of Lewis Carroll“, inspirado en el nombre del primer poemario del autor inglés nacido con el nombre de Charles Lutwidge Dodgson. Manson es autor del guión, dirige e interpreta en el film a Carroll. La BSO, es obvio, también es de Marilyn Manson.




como siempre, besiiiiiiitos!!

εïз...

22 chapoteos en el agua:

Fernando dijo...

Muy bonito post¡¡
precioso
tener buena noche¡¡

FJ.MJ dijo...

Ahora capitulo de la Tania culta, si es que no se te escapa na'! jajaja

Muy interesante la "Historia de la fotografía". Lo único que Manson no me gusta nada, da muy mal rollo.

1saludo!!

Tania dijo...

a mi tampoco me gusta nada... es muy feeeeeeeeeeeeo!!! y mira maaaal!!jajajaja...pero me resultó curioso ponerlo!

que feeeeeeeeeeeeeeeo!!!

que feeeeeeeo!!!

εïз...

Ada dijo...

Muy interesante también este segundo capítulo de "Una visión diferente", ¡cómo te lo has "currao"!

Es cierto Carroll da "mal rollito", no sólo algunas de sus fotografías que son inquietantes, también lo da su aspecto físico.

Besicos a todos los habitantes del estanque.

Muack!!

Anónimo dijo...

sabias que abusaba sexualmente de las niñas?? y que las dejaba a los 16 años pork era kuando su kuerpo komenzaba a kambiar d niñas a mujeres y a el no le atraian las mujeres...

Ada dijo...

No lo sabía Anónimo... pero no sé porqué no me sorprende nada de nada... Ya decía yo que no me gustaba su aspecto.... puaaagggg!!!

Tania dijo...

pues sii, si que había leido algo de eso, y además en el post pone que tras él había una leyenda negra...

a nosotros no nos gustan esas cosas tampoco, sólo lo citamos como personaje importante que fue en la fotografia...

un saludo y gracias por visitarnos

Anónimo dijo...

en realidad no las acosaba sexualmente el fúe pedófilo pero no pederasta, pero si es verdad lo que dices que hasta los 16 años, justamenete porque la niña modelo que más tiempo le sirvio Alexandra Kitchin se prestó a las fotos hasta justo los 16 desde que tenía 4 y de ella junto a otras niñas mas tiene fotos de desnudos pero solo se han encontrado 6 de las cuales 4 han sido publicadas.

Tania dijo...

gracias por tu información y por volver a visitarnos, si tienes algun dato mas, estamos encantados de que lo escribas!
gracias y un saludico

Livio Andrés Fortunato dijo...

hola! q tal escribo desde buenos aires , muy bueno el blog felicitaciones.
Pasando a lo que me mueve a escribir: No hay pruebas de que lewis C. haya sido ni pedofilo ni pederasta. Sí hay pruebas, y bastante fehacientes, de que fué un genio. Lo que pasa , es que todo lo que excede a nuestra mentalidad pequeño-burguesa,(como por ejemplo la existencia de un tipo que no le interesaba hablar con gente adulta y que escribia relatos tan inquietantes como Alicia en el Pais de las Maravillas o fotos de niñas que parecían fantasmas)nos espanta porque nos interpela a nuestra mediocre manera de pensar, y entonces nos apuramos, SIN TENER PRUEBAS de acusarlo de enfermo mental. Como decia alguien que escribio una nota a proposito de la supuesta pedofilia de L.C., en una fenecida revista llamada parte de guerra, es muy facil acusar a un muerto porque no tiene como defenderse. Mucho mas facil, agrego yo, desde el anonimato total q proporciona internet.

saludos!!

Ada dijo...

Hola, Livio. Un placer recibir tu visita y leer tu comentario.

Te doy la razón, lo único demostrado es que Carroll fue un genio. A mí particularmente la historia de Alicia me fascina desde cría.

Al principio no pillé lo del anonimato de internet porque me constaba que Tania se había documentado sobre su vida.

Es más "las acusaciones de pedofilia", entre otros escritos, están argumentadas en la Biografía de Carroll, escrita por Morton N. Cohen y publicada en 1995.

También es bien cierto que ignoro la veracidad de los argumentos qué avalan esta teoría de Morton.

Luego repasando los comentarios he visto que hay uno de un tal Anónimo y claro, he entendido que te referías a él.

Debo añadir entonces, que tienes razón cuando dices que es fácil hablar/escribir amparándose en el anonimato y también lo es acusar a un muerto, e incluso dejarse llevar por las apariencias. En cuanto a esto último, entono el "mea culpa".

Insisto, un placer leer tu punto de vista.

Un saludo,

Livio Andrés Fortunato dijo...

sí, me refería al comentario anonimo, que daba por descontado que esas sospechas malignas sobre Carroll eran ciertas. Yo creo q Carroll no fué un pedofilo, pero es solo una suposicion mia, lo unico en lo que me baso es en la delicadeza con la que trataba a las niñas. Las fotos que sacó de desnudos las tomó con permiso de los padres de las niñas; por otra parte, creo que un artista que fotografía un desnudo (tengo entendido que L.C. sacó algunas fotos de desnudos que no se conservan) no necesariamente lo hace para darse un placer sexual. Pero claro, lo repito, es solo una suposicion, pudo haberlo sido igual. Pero me da la impresión que si todas estas teorías acerca de Lewis Carroll calan tan hondo en el imaginario popular es porque estamos todos, sin darnos cuenta, pensando freudianamente,o sea dandole un sentido sexual a todo los actos humanos que no comprendemos. Te cuento una anecdota graciosa. Buscando por google fotos de L.C. me llamó la atencion una en que parecia que Carroll estaba besando en la boca a una niña, entré ¡y era un blog de pedófilos!! en dicha nota hacian un panegírico a Carroll elogiandolo "por ser pedofilo" y la foto que ilustraba , pude comprobarlo despues, era un montaje hecho con dos fotos de L.C. : la foto mostraba a L.C. besando en la boca a Alice Lidell luego me di cuenta que era un fotomontaje que estaba hecho con un retrato de carroll y una foto de alicia jugando con otras dos niñas. El administrador del blog presentaba la fotografía como "la unica foto de Carroll prohibida que se conserva en la actualidad" por un momento se me heló la sangre, hasta que pude comprobar la falacia...
bueno, ya hablé mucho, un saludo!

Ada dijo...

Que va... Livio, se me ha hecho corto tu comentario porque me ha resultado muy interesante.

Jooo..!! casi me siento un poquito culpable por haberme dejado guiar por las apariencias.

Pero indudablemente tus argumentos me han convencido.

Particularmente me parece una falta de respeto lo de la manipulación de la foto de Carroll.

Gracias por volver ;)

Otro saludo para ti.

porlaverdad3 dijo...

Hola, yo SÍ tengo la biografía de Lewis Carroll de Cohen y la leí entera. Curiosamente también soy el administrador del blog al que hace referencia Livio (aunque tal vez esté confundido porque yo jamás dije eso de una foto prohibida o qué sé yo). Y sí, SÉ que la foto es trucada, pero es que yo jamás afirmé lo contrario. Simplemente me pareció BELLA.

Dejo un par de párrafos de la biografía de Cohen que pintan a Carroll en su verdadero esplendor:


“A las niñas que le atraían las trataba como valiosas amigas y no les escatimaba ningún mimo. Las animaba a hacerle confidencias, averiguaba sus gustos y antipatías, apreciaba sus vanidades infantiles, suscitaba sus vacilantes expresiones pueriles, apoyaba su confianza en sí mismas, calmaba sus temores e inquietudes, les provocaba carcajadas y las embarcaba en toda clase de aventuras que ellas nunca habrían imaginado. Las iba a buscar y las traía a su cerrado, custodiado castillo en Tom Quad, les mostraba cuentos de hadas y dibujos, organizaba reuniones de té, rebosantes de tartas selectas, bollos glaseados y dulces. Vaciaba alacenas enteras de juguetes mecánicos, cajas de música y toda clase de artefactos, chismes y juegos, comprados o inventados para entretenerlas. Las llevaba de visita al Christ Church y, a través de angostas escaleras, al interior de la Tom Tower para ver su enorme campana, que podían golpear con un martillo. Las llevaba a la cocina del college y las acompañaba de la mano en paseos y excursiones campestres.

Iban a remar juntos; él las sacaba a pasar el día en Londres y las llevaba al teatro para introducirlas en el mundo de los actores y la interpretación; las acompañaba a las galerías de arte, museos, a las casas de amigos para alimentarlas bien. Inventaba juegos para ellas, tanto para dentro como para fuera de casa; jugaba con ellas a esos juegos y a otros; les enseñaba matemáticas y lógica; les compraba infinidad de objetos, desde plumas a ropa. Las acompañaba en sus visitas a Oxford; las invitaba a alojarse con sus hermanas en Guildford; las llevaba a residir con él en su alojamiento a orillas del mar, pagándoles el viaje de ida y vuelta; les leía; les cantaba. Les explicaba su fe religiosa de manera sincera y sencilla; les ofrecía su tutela moral cada vez que la necesitaban. Las colmaba de regalos; les regalaba libros, dedicados por él mismo, a veces con versos acrósticos que había compuesto para ellas pulcramente transcritos en la portadilla. Rezaba por ellas; apreciaba sus mechones de pelo; les pagaba sus clases de arte, sus clases de francés; las llevaba al médico, al dentista.

Registraba cuidadosamente sus nombres completos y sus fechas de cumpleaños, y comprobaba su crecimiento con muescas detrás de una puerta. Las subía a sus rodillas, las acariciaba, las abrazaba y besaba. Les enviaba un aluvión de cartas, muchas de ellas con garabatos, dibujos, chistes, bromas. Inventaba rompecabezas, juegos de palabras y travesuras; bromeaba, fingía, fantaseaba.[…] Para Charles sus amiguitas eran algo más que una mera fuente de placer: eran su sostén, tan esenciales como el aire que respiraba”

porlaverdad3 dijo...

Después de leer esto uno comprende que no le llega ni a los talones. ¿Cómo tener el descaro de decir que uno ama a las niñas después de Lewis Carroll? Él fue sin duda alguna el mejor y más grande paidófilo de la historia. Amó a las niñas más que a nada. Para él las niñas no eran simplemente “chiquillas” como para el resto de los adultos: no, para él eran las personas más maravillosas e importantes del mundo. Las quiso, las amó, las protegió, las entretuvo, las divirtió, las educó, escribió sus mejores obras pensando en ellas, jamás se comportó inadecuadamente con niña alguna, la gran mayoría de las que lo conocieron lo recuerdan como uno de sus mejores compañeros de la infancia.


Por cierto, NO SE ACUSA a alguien de ser paidófilo, puesto que no es un crimen. Carroll JAMÁS mantuvo ningún tipo de relación sexual con una niña. Esto está bien documentado. Deberías INFORMARTE MÁS antes de decír que abusaba de la niña ----->>A LA QUE AMABA<<-------


Y no entiendo PORQUÉ les hace tanto problema la SEXUALIDAD PERSONAL de otra persona. Si Carroll por ejemplo hubiera sido GAY o BISEXUAL, ¿estarían haciendo tanto escándalo?

Repito: QUÉ LES MOLESTA los sentimientos y atracciones que tenía internamente, como si ustedes tuvieran el derecho A JUZGAR a una persona en base a SUS FANTASÍAS sexuales.

Ada dijo...

Gracias también a ti Porlaverdad3 por tu información, aunque reconozco que me he perdido con tanto giro.

No acabo de ver muy bien contra quién o contra qué van los argumentos que das.

No sé si dices que en la biografía acusan a Carroll de pedófilo o que no. Si tú argumentas para que lo parezca o para lo contrario (Dicho todo esto con el mayor respeto, de veras).

Por lo tanto, aquí los dejo, me convierto en mera espectadora, y si Livio los lee y quiere argumentar yo gustosamente os seguiré leyendo.

Un saludo.

porlaverdad3 dijo...

mi punto es que Lewis Carroll no sólo fue paidófilo, sino que fue un GRAN paidófilo, uno de los mejores amantes de las niñas de toda la historia. ¿Sabías que en vida tuvo amistad con más de TRESCIENTAS niñas? ¿Y que la gran mayoría lo recuerdan con un profundo aprecio y cariño?

Lewis Carroll=el mejor pedófilo de la historia

santiago dijo...

Yo pregunto: porque tiene tanto miedo la gente de aceptar que carroll era pedofilo? Es como si por ser pedofilo automaticamente lewis carroll fuera malo o algo parecido. no?

Ada dijo...

Hola, de nuevo Porlaverdad3. Pues si ser pederasta sólo es sentir atracción por los niños (eso sí, pero sin tocar)... pues bueno..

Pero he de reconocer que me da mucho miedo la idea de que un adulto mire con ojos de deseo a un crío/a.

Ada dijo...

Pues lo dicho, Santiago. Si atendemos a "matices" la pedofilia es la atracción y la pederastia el abuso.

Pero a mí no me hace ninguna gracia que alguien adulto pueda mirar, sentir o sólo pensar con deseo cuanto hay un niño delante.

Los críos tienen que ser respetados siempre, tanto de obra como de pensamiento.

En este asunto reconozco que no puedo ser tolerante.

Gracias por tu visita

santiago dijo...

¿O sea que sentir deseo sexual por una persona es no respetarla? Absurdo.

Ada dijo...

Hola, Santiago,

Siempre que el objeto del deseo sexual sea alguien vulnerable e indefenso, como lo es un niño, es, cuanto menos, peligroso.

El sexo, el deseo carnal, tal como lo entiende un adulto no tiene cabida en el "mundo infantil".

Con lo cual, desde mi punto de vista, unos pensamientos de este tipo,por supuesto descarto absolutamente la acción porque además es delito..."rompen la magia" de esa etapa de la vida. A eso me refería por respetar a los niños.

Como madre, me pongo de muy mala leche si pienso en algo así... y el sentimiento que me invade es: miedo.